Consejos para acampar en invierno y no congelarte por la noche

Acampar en invierno es una experiencia única y tan satisfactoria como hacerlo durante otras épocas del año. El clima es más severo y hay menos horas de luz, pero ir de camping de invierno tiene recompensas que no te las dará ninguna otra estación del año.

Si tienes claras las características de esta fría estación y llevas material de camping de invierno, disfrutarás de la belleza y la magia que conlleva acampar en la nieve.

Equípate con Sea to Summit para acampar en invierno

Antes que nada, ten en cuenta tus limitaciones y expectativas. Si no disfrutas del frío o no quieres mojarte, es recomendable hacer tu acampada en otra época del año con un clima más agradable.

Una buena preparación y el equipo adecuado te asegurarán que tu acampada en invierno sea todo un éxito. ¡Sigue leyendo para convertirte en un experto!

Cómo acampar en invierno: qué tener en cuenta antes de la acampada

1. Planea bien tu acampada en invierno y tu ruta con antelación

Una vez seleccionado tu destino, planea tu ruta desde casa. Investiga la zona y estudia los mapas para conocer el terreno.

Con la ayuda de los mapas físicos y topográficos podrás determinar cuánto tiempo te llevará llegar a tu destino y la elevación del terreno. Investiga el área y verifica las condiciones de caminos y senderos. Te interesará saber si hay servicios de emergencia disponibles cerca de la zona.

Si tu vivac invernal incluye áreas de nieve profunda, debes saber reconocer y evitar áreas de avalanchas. Infórmate sobre los pronósticos de avalanchas locales y manténte alejado si existe peligro.

También es recomendable que planifiques tu ruta con Google Maps u otra aplicación que pueda ayudarte a calcular tu recorrido y escoger el mejor lugar donde acampar.

Cómo organizar rutas de senderismo paso a paso

Rutas de senderismo en Google Maps: ¿Es una buena idea?

2. No acampes en solitario en invierno

El invierno en alta montaña puede ser complicado y es mejor compartir la experiencia con un grupo de amigos o familiares, preferiblemente personas que tengan experiencia en acampadas invernales, o habilidades como orientarse en la nieve, encontrar rutas y refugiarse.

Ir en grupo o con otra persona te será útil en caso de caer enfermo, lesiones, o perderte por la montaña. Pasar una noche de vivac en soledad puede ser tentador, pero también demasiado arriesgado en invierno.

3. Deja un plan de viaje y mantente siempre localizado

Antes de tu acampada, informa a tu familia o amigos dónde estarás y cuándo volverás. Incluye información de tu vehículo, información de contacto de tus compañeros, etc. Asegúrate de tener tu móvil con cobertura y geolocalizado en todo momento.

4. Comprueba la previsión metereológica de tu acampaña en invierno

Este paso hay que hacerlo siempre, pero en invierno es aún más importante, ya que las tormentas de invierno pueden aparecer repentinamente y son peligrosas.

5. Ten siempre  un plan B cuando acampes en invierno

El tiempo y la nieve pueden jugarte una mala pasada pese a la preparación previa, así que mejor piensa en un plan B por si tienes que buscar alternativas en el momento.

  • Lleva un mapa con refugios, albergues o incluso casas rurales por si es imposible acampar al aire libre.
  • Si el clima no acompaña y no puedes ni encender un fuego o el camping gas, lleva comida que puedas consumir sin necesidad de cocinar.
  • Piensa en alternativas de ocio. Si finalmente no puedes llevar a cabo tus planes de deporte y actividades en la montaña por culpa de la climatología, tendrás que buscar pasatiempos divertidos dentro de la tienda. Este punto es importante si acampas con niños o adolescentes.

6. Ubica tu tienda de campaña en la zona más cálida y segura

Cuando busques la zona para plantar tu tienda de campaña, estudia previamente el lugar:

  • Trata de evitar sitios que puedan suponer un peligro, como avalanchas, corrimiento de tierras a causa de las lluvias o caída de árboles.
  • Busca el sitio menos inclinado y más soleado a lo largo del día y con menos humedad. Para ello orienta la entrada de tu tienda hacia el este. Desde al amanecer y durante el día tu tienda de campaña estará más expuesta al sol y se calentará de manera más eficiente.

7. Haz un inventario del material de camper para invierno que necesitarás para que no se te olvide nada

 

Esterillas de montaña Sea to Summit

Material imprescindible para acampar en invierno y no pasar frío

A continuación veremos el material esencial para acampar en invierno. ¡Toma nota!

1. Utiliza una tienda de campaña apta para el invierno

Además del saco de dormir, tu tienda de campaña es una pieza crucial del equipamiento para una acampada de invierno. Según el clima de la zona y el número de personas, conviene que elijas una tienda de campaña apropiada. Calentar una tienda de campaña familiar no es lo mismo si acampas en solitario. Opta por una tienda con el número de plazas preciso para tu viva

Características de una tienda de campaña de invierno

Escoge tiendas de campaña de expedición (4 estaciones) en forma de túnel o cúpula. Las tiendas de 4 estaciones pueden soportar mejor la caída de lluvias y nieve, manteniendo así su interior seco y cálido y ofrecen menos ventilación para mantener el frío aislado del interior.

Es importante que tu tienda de campaña sea impermeable y soporte las inclemencias invernales. Puedes elegir un modelo con doble cierre o entrada separada si es necesario.

Por la mañana, deja la tienda de campaña abierta para ventilarla. Así evitarás que la humedad se condense dentro de tu tienda. Ciérrala antes de que caiga la tarde para que los últimos rayos del sol la calienten. ¡lo agradecerás durante la noche! Siempre que sea posible, cuenta con un lugar alternativo para tender la ropa mojada.

2. Usa un saco de dormir de invierno para dormir bajo cero

El saco de dormir será clave para asegurarte un descanso óptimo durante tu acampada. Es tu mejor ayuda para mantenerte caliente cuando bajen las temperaturas por la noche.

Por este motivo es indispensable que uses un saco de dormir de invierno y no uno de verano. Lo más recomendable es optar por un modelo momia con doble aislante que te hará sentir protegido y cómodo.

Los sacos de dormir sintéticos aguantan mejor en climas húmedos y los de pluma son recomendables para inviernos secos. Si quieres saber cómo escoger tu saco de dormir de invierno correctamente, lee esta guía completa.

#TipSeatoSummit: Por las mañanas, da la vuelta a tu saco de dormir y sécalo sobre la tienda de campaña. Por las noches, antes de dormir, cúbrete con él mientras cenas para que se vaya calentando con cuidado de no acercarlo mucho al fuego.

 

 

3. Coloca una esterilla de montaña para aislar tu saco de dormir del suelo frío

Es importante que el saco de dormir no entre en contacto con el suelo. Elegir una buena colchoneta inflable o autohinchable te ayudará a aislarte mejor del suelo frío y que duermas mas cómodo y confortable.

Del mismo modo que el saco de dormir, hay esterillas aptas para el invierno y otras no. Las esterillas de montaña aislantes se rigen por la clasificación de resistencia térmica o valor R. Para tu acampada de invierno necesitarás con un valor R igual o mayor a 4 (escala del 1 al 8).

El valor R representa la capacidad del material de oponerse a la conductividad térmica del suelo frío de la tienda de campaña a tu saco de dormir.

Sigue leyendo: Encuentra tu esterilla de montaña para acampar en invierno 

4. Usa un saco sábana para añadir unos grados de calor a tu saco de dormir

Más vale prevenir que curar. Asegura dormir caliente en tu vivac de invierno con un saco sábana. Te ayudarán a aumentar la temperatura dentro de tu saco de dormir y lo podrás utilizar como saco de verano.

Te interesará: Por qué necesitas un saco sábana en tus aventuras

5. Coloca un toldo para proteger tu tienda de campaña

Un toldo añadirá otra capa de protección de elementos climátológicos como el viento y la lluvias y mejorará la durabilidad de tu tienda.

6. ¡Abrígate! Lleva la ropa de invierno adecuada para tu acampada invernal

Tu material de camping para invierno es importante, ¡pero tu ropa también lo es! La tienda de campaña y el saco de dormir te mantendrán caliente durante la noche, pero , durante el día necesitas algo resistente, impermeable y cálido.

  • Lleva la cantidad de ropa necesaria para poder cambiarte la sudada; si llevas ropa mojada en invierno estarás llamando un resfriado a gritos
  • Presta especial atención a los calcetines y el calzado. Es es más fácil mantener una temperatura corporal adecuada con unos pies calientes y secos

Una de las reglas básicas para acampar al aire libre en invierno es mantenerse caliente y seco. La mejor manera de hacerlo es usar capas de ropa que:

  • aíslen
  • absorban la humedad y se sequen rápidamente
  • sean resistentes a la intemperie
  • sean transpirables

Ajustando las capas puedes mantenerte caliente y seco durante todo el día.

Capas de ropa necesarias para acampar en invierno

CAPA 1: La capa básica que incluye camiseta, pantalón y calcetines. Esta capa regula la temperatura y aleja tu la humedad. Utiliza camisetas térmicas y evita usar algodón como capa base.

CAPA 2: Esta segunda capa mantiene el calor y evita el enfriamiento de tu cuerpo. Son prendas fabricadas con tejidos transpirables y aislantes. Es recomendable que sean prendas ligeras para mayor movimiento. Usa otro par de calcetines más pesados sobre el primer par.

CAPA 3: Esta tercera capa incluye chaqueta y pantalones cortavientos que te protejan de la humedad y el viento. No olvides un gorro a prueba de viento para mantener tu cabeza caliente, además de guantes o mitones impermeables para proteger tus manos.

BOTAS DE MONTAÑA: Si además de acampar vas a ir de mochilero o hacer senderismo, lleva unas buenas botas de montaña. Te protegerán del frío, la lluvia y las irregularidades del terreno, además de tener una buena amortiguación. Para una mayor protección, colócate unas polainas para cubrir tus piernas y tobillos.

¿Quieres saber qué material camper necesitas para acampar? Consulta este post del blog

6. Hidrátate y lleva la alimentación adecuada cuando acampes en invierno

¿Qué beber cuando acampas en invierno?

Una buena hidratación es necesaria para la práctica de cualquier deporte outdoor. En el caso de frío intenso, el aire se seca más rápidamente y nuestro cuerpo necesita reponerse de esta deshidratación con agua. No escatimes en  agua.

Por otro lado, no es recomendable beber agua o bebidas isotónicas muy frías. Lleva un buen termo con caldo caliente, tés, café o incluso chocolate para añadir calorías extra.

La comida adecuada para acampar en invierno

Si has decidido ir de camping en invierno, lleva un camping gas para preparar o calentar platos contundentes. Si vas a estar en ruta durante el día o haces acampada al aire libre, consume alimentos energéticos como barritas, frutos secos o chocolate negro.

Llévate comida extra en caso de quedarte aislado por una tormenta de nieve. Asegúrate llevar suficientes calorías extras para consumir en caso de emergencia. Las barritas energéticas de supervivencia y las latas de conservas pueden ayudarte en situaciones extremas.

 

Consejos para acampar en invierno | Sea to Summit

Cómo evitar el frío acampando: 5 consejos para una noche de vivac en calor

Una vez que tengas ubicación escogida y material invernal listo, aquí hay algunas cosas que puedes hacer antes de acostarte y rascar unos grados de calor a la noche.

1. Haz ejercicio antes de dormir en tu tienda de campaña de invierno

Tu saco de dormir no calienta tu cuerpo, sino que retiene el calor corporal. Cuánto más caliente estés cuando te metas en tu saco de dormir, mejor dormirás. El truco es hacer suficiente ejercicio para calentarte, como sentadillas, pero no tanto como para empezar a sudar, ya que la humedad se congela y esto hace que te enfríes muy rápidamente. Lograr el nivel adecuado de calor corporal es clave

2. Coloca una bolsa de agua caliente dentro de tu saco de dormir

Después de la cena, derrite la nieve hasta que hierva. Luego vierte el agua caliente hirviendo en botellas resistentes al calor y métela dentro de tu saco sábana. Las botellas emiten una cantidad tremenda de calor y calentarán el saco de dormir desde las 6pm hasta las 4am.

3. Protege tu cabeza al dormir si acampas en invierno

La mayor parte del calor se pierde a través de la cabeza. En temperatura extremas, te recomendamos dormir con un gorro (no muy ajustado). Luego ajusta la capucha tu saco de dormir para que quede expuesta la menor superficie posible de la cabeza.

4. Seca tu saco de dormir para evitar el exceso de humedad

Por la noche, tu cuerpo produce calor y exhalas aire caliente, ambos causan condensación y pueden afectar el rendimiento de tu saco de dormir. Sécalo bien para eliminar cualquier exceso de humedad.

5. Cava un agujero delante de tu tienda de campaña

El aire caliente sube, el aire frío baja. Cava un agujero en la nieve frente a la entrada de tu tienda de campaña. El aire frío baja al agujero en lugar de asentarse alrededor de tu cuerpo. El agujero tiene otras ventajas: te servirá como banco y facilitará la entrada y salida de la tienda, evitando que la nieve se cuele dentro.

Material camper Sea to Summit para acampar en invierno

Ahora ya sabes cómo enfrentarte ante un vivac de invierno. Recuerda, cuanto mejor sea tu descanso y menos frío pases durante tu acampada invernal, más energía tendrás en la montaña. En Sea to Summit ofrecemos el material de acampada que necesitas para acampar en invierno. Pasa por nuestra tienda online y completa tu equipo.

Si necesitas ayuda de nuestros profesionales para que te aconsejen, no dudes en contactar con nosotros.

 

Compra todo tu material para acampar en invierno en Sea to Summit